La nutrición y el envejecimiento saludable

j

por Marian Pérez-Hidalgo Garach

}

7 Ene, 2021

nutrición y envejecimiento saludable

Este tema me apasiona; es…. ¡TAN IMPORTANTE!, y se le da, a veces, tan poca importancia…es clave en el proceso de envejecimiento, o en el proceso de cumplir años, como más nos guste llamarlo, y son muchísimas las consecuencias que tiene el descuidar este aspecto de nuestro día a día.

Decidir cuántas comidas hacer al día, qué tipo de alimentos debemos incluir en ellas, qué cantidad, qué calidad de alimentos debemos ingerir…será clave para lograr nuestro objetivo de envejecer de forma saludable.

 

¿Por qué es tan importante una buena nutrición para el envejecimiento saludable?

Pero, volvamos a la principal pregunta: ¿Por qué es tan importante? Por muchos motivos que sería imposible enumerarlos todos aquí, básicamente, porque los nutrientes que aportemos a nuestro organismo aportarán a su vez a nuestras células todo lo necesario para vivir: combustible para obtener energía, compuestos para ayudar al crecimiento y renovación de nuestras células y sustancias que regulan todas las funciones de nuestro organismo.

 

¿Cuándo se considera que no estamos bien nutridos?

Cuando empezamos a padecer los síntomas derivados de la malnutrición por exceso (sobrepeso u obesidad) o por defecto (desnutrición). 

El sobrepeso se puede medir y se debe medir periódicamente sobre todo a partir de cierta edad, y estar vigilantes al IMC, el Indice de Masa Corporal, valor que nos indica, en función de la talla y el peso del individuo, si tiene sobrepeso o no. Otras medidas que tomamos en la Farmacias, como la masa muscular, la posible retención de líquidos, el porcentaje de grasa visceral, etc, nos ayudarán también a perfilar mejor la composición corporal de cada persona en concreto y poder así intervenir en estos aspectos a la hora de afrontar la pérdida de peso.

Las consecuencias del sobrepeso son ya de sobra conocidas por todos: aumento de la presión arterial, mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, o Diabetes Mellitus, problemas articulares, dolores musculares, etc.

 

La desnutrición y sus síntomas

Me voy a detener un poco más en la desnutrición, tanto por su importancia en cuanto a las consecuencias que conlleva como por el desconocimiento que a veces se tiene de la misma.

La desnutrición provoca una disminución en la fuerza muscular, nos encontramos débiles, sin fuerzas. También puede disminuir la respuesta del sistema inmunitario, de nuestras defensas, y por tanto, nos hace más vulnerables a poder contraer algunas enfermedades, sobre todo las de tipo infeccioso. La persona desnutrida suele presentar bajo estado de ánimo, con apatía o depresión. En el anciano, esto es de vital importancia, puesto que llegado a este punto, su calidad de vida empezaría a verse seriamente mermada; es por ello que debemos estar atentos a la aparición de ciertos síntomas que nos pueden alertar y poder así intervenir.

Los síntomas iniciales de desnutrición suelen ser una disminución en el apetito, en la ingesta total diaria de nutrientes, cierta aversión por comer carne, apatía, fatiga leve-moderada y disminución de la movilidad.

Entre los síntomas más tardíos se podrían presentar pérdida de apetito, disminución importante de la ingesta nutricional, debilidad y desgaste muscular, fatiga intensa y permanente, piel seca, fina y agrietada, disminución del IMC por debajo de 17 Kg/m2, inmovilidad, postración en cama…; no hay que olvidar además que la desnutrición es el factor que más implicación tiene en el desarrollo de las temidas úlceras por presión.

 

¿Y qué hacer llegados al punto de la desnutrición?

A nivel nutricional debemos presentar comidas atractivas en color y texturas, que apetezcan comer; a veces puede ser útil dividir las comidas en varias, o bien, si sólo pudiera comer un plato único, que sea rico en proteínas; también podemos enriquecer los platos con queso rallado, lácteos, aceite de oliva virgen extra, etc y en los postres, añadir yogur a la fruta, o tomarla en forma de compota, o asada. El aporte de proteínas, sobre todo de carnes, se hace difícil con la edad; en las Farmacias disponemos de suplementos sin sabor que enriquecen los platos, aportando ese plus de proteínas y vitaminas, sin modificar la textura ni el sabor de los alimentos. También existen preparados con distintos sabores, chocolate, vainilla, fresa, café, que tomados en la merienda o media mañana nos darán ese aporte extra de proteínas, hidratos  y vitaminas tan necesario.

 

La desnutrición en personas con disfagia

Otro aspecto importante a vigilar es la posible disfagia, es decir, la dificultad de poder tragar el alimento, y que puede provocar, por el paso del alimento a la vía aérea, neumonías por aspiración.  Aproximadamente el 70 % de las aspiraciones son silentes, es decir, el paciente no tose, ni manifiesta ningún signo de ella, por tanto, habrá que estar muy atentos a los signos de disfagia, como pueden ser el atragantamiento o tos, babeo, presencia de residuos de comida en la boca, ronquera o afonía, pérdida de peso, fiebre o infecciones respiratorias recurrentes.

Para abordar la disfagia, tendremos que adaptar la textura tanto de los alimentos sólidos (alimentos de más fácil masticación, blandos, triturados, purés) como de los líquidos, recurriendo si es necesario a espesantes que ayuden conseguir texturas más asimilables.

En este punto me gustaría hablar de las aguas gelificadas, que son texturas que se pueden tomar con cuchara pero que al entrar en contacto con la saliva se transforman en líquidos. Las hay desde neutras a aguas con sabores a limón, pera, granada, naranja, etc que pueden hacer más atractiva la tan necesaria ingesta de líquidos.

 

Relación entre desnutrición y deshidratación

Hemos hablado mucho de desnutrición, pero no hay que olvidar, que de la mano puede presentarse también la deshidratación, que puede provocar confusión, sequedad de boca y mucosas en general, hipotensión, etc. La sensación de sed disminuye con la edad, y esto hace que no se tenga necesidad de beber. Es importantísimo hacer ver que el beber (agua, zumos, infusiones, lácteos, etc), es crucial para que todo nuestro sistema funcione correctamente ¡Más del 50% de nuestro peso es agua!!!

En el siguiente post trataremos el cuidado de la piel en la persona mayor… ¡¡No te lo pierdas!! 😉

 

Destacad0

Post relacionados

Alzheimer: 800.000 españoles afectados

Edad avanzada, pérdida de memoria, depresión, falta de autonomía… Son muchas de las palabras que se nos vienen a la cabeza cuando hablamos de la enfermedad de Alzheimer, la más común de las demencias en España que afecta ya a más de 800.000 personas. Y que no solo...

leer más

Sobre mi

Marian Pérez-Hidalgo Garach

Farmaceútica y especializada en envejecimiento saludable, ¡mi gran pasión! ¿Lo que más me motiva? Contribuir al bienestar de las personas con las que me encuentro cada día en la farmacia.

¿Necesitas ayuda?

Estamos a tu servicio

Síguenos

Comentarios

0 comentarios

Post relacionados

Alzheimer: 800.000 españoles afectados

Alzheimer: 800.000 españoles afectados

Edad avanzada, pérdida de memoria, depresión, falta de autonomía… Son muchas de las palabras que se nos vienen a la cabeza cuando hablamos de la enfermedad de Alzheimer, la más común de las demencias en España que afecta ya a más de 800.000 personas. Y que no solo...

La vacunación infantil acusa el golpe de la pandemia de la covid 19

La vacunación infantil acusa el golpe de la pandemia de la covid 19

Las campañas de vacunación infantil rutinarias sufrieron en 2020 un deterioro “sin precedentes”, ya que millones de niños en todo el mundo han quedado sin la protección de las vacunas, de acuerdo con un estudio recién publicado en la revista The Lancet. De acuerdo con...

Insomnio

Insomnio

Este es un post al que llevo tiempo resistiéndome por su complejidad y dificultad… Sólo pretendo dar unas pinceladas sobre lo que es el sueño y los trastornos que produce la falta de sueño. Es uno de los problemas más comunes a los que nos enfrentamos hoy en día, y...

dirección

C/ General Millán Astray, 32, 28044 Madrid